En este encargo colaboramos con el equipo de OOIIO Arquitecture para diseñar las estructuras de cinco edificios de dos pisos encaramados en una ladera a las afueras de Lima.

Se conciben como elementos rígidos, a base de placas de concreto y losas macizas, cimentados sobre plateas. Debido a la topografía en pendiente, el sistema de muros de contención que se prevé es complejo y delicado en cuanto a las fases de su ejecución.