El Ministerio de Salud del Estado Plurinacional de Bolivia está inmerso en un proceso de mejora de los servicios de asistencia sanitaria a los ciudadanos. Una de las vías de acción consiste en construir y operar hospitales modernos que brinden las especialidades necesarias en las zonas en que se destinan.

Entre ellos está el Hospital de Potosí, un hospital de tercer nivel, ubicado en la ciudad de Potosí, al sur del país, a una altitud entorno a los 4000 msnm. El hospital tiene una superficie construida de 27000 m2, en los que alberga, además de 276 camas, todos los servicios propios de una infraestructura de su nivel (Emergencias, UCI, quirófanos, bloque obstétrico, neonatología, diagnóstico por imagen, terapia física y rehabilitación, consultas de atención abierta, hospital de día oncológico, etc).

El hospital consiste estructuralmente en 10 edificios independientes. Se asientan en un terreno inclinado, previamente nivelado a base de excavaciones y explosivos. Ocho módulos estructurales de hasta 7 pisos de altura forman el cuerpo principal del hospital. Los dos módulos restantes, separados por un vial de servicio respecto a los demás, albergan instalaciones, albergue y guardería de la infraestructura hospitalaria.

Las cimentaciones de los edificios son zapatas aisladas arriostradas entre sí con vigas de cimentación.

La estructura de los pisos es una cuadrícula de losas planas aligeradas internamente de luces variables en el entorno de 7×7 m, apoyadas en columnas rectangulares de 60×60 cm hasta el piso 02, y de 50×50 cm en adelante. Se ha prescindido de vigas peraltadas gracias a la limitada acción sísmica y al aligeramiento en peso de las losas, que han permitido diseñar la estructura íntegramente en el rango elástico. Con ello, se consiguen aumentos de eficiencia en la construcción y en el diseño y tendido de instalaciones, tan complejas e importantes en edificios hospitalarios de alto nivel.