La línea ferroviaria que circula en paralelo al litoral norte de España se encuentra con el pequeño apeadero de Arroa en la provincia de Gipuzkoa, cerca ya de su ciudad capìtal San Sebastián. El ente gestor de la línea desea mejorar el servicio del apeadero, para lo cual saca a concurso el diseño de la nueva estación. Nuestro cliente, Girder Ingenieros, resulta adjudicatario del mismo y nos solicita la colaboración en el diseño de las estructuras de la estación.

En perfecta coordinación con su equipo de ingenieros y arquitectos, terminamos en diseñar una estación semisoterrada, de concreto reforzado.

El diseño debía prever que, durante la ejecución, el servicio ferroviario debía mantenerse, al menos, en una de las vías. Se opta por pantallas de micropilotes provisionales, sobre los cuales y apoyadas en el terreno, se ejecutan las losas de techo sobre las que circularán los convoyes ferroviarios. Al abrigo de las pantallas y bajo las losas de techo, se excava el espacio de la estación, procediendo a anclar los micropilotes a medida que se desciende. Una vez está la losa de fondo ejecutada, se pueden ejecutar los muros perimetrales del habitáculo.

La estación posee, asimismo, un ascensor en estructura metálica para acceder al anden. El ingreso peatonal está flanqueado por muros de concreto que soportan las tierras del relleno superior.